La importancia del juego en la formación de buenos hábitos

Educanimando
La importancia del juego para la formación de valores
23 junio, 2015
Educanimando
¿Niños hiperactivos o inactivos? El alto precio de no jugar
17 julio, 2015

La importancia del juego en la formación de buenos hábitos

Educanimando

Se sabe que el juego y la recreación en el niño o niña son sumamente importantes para el su óptimo desarrollo y aprendizaje. Los niños, por naturaleza, son atraídos por cualquier actividad que implique diversión y, mientras se divierten, permanecen concentrados en lo que están haciendo.

De este modo, es importante aprovechar esa concentración en la que se encuentra el niño mientras juega, para lograr impulsar la gestación de buenos hábitos.

Es recurrente que muchos padres intentemos enseñarles buenos hábitos a nuestros hijos, como llevar una alimentación balanceada, sentarse bien en la mesa, saludar a las personas, entre otras, y muchas veces descubramos que no es una tarea fácil o, sobre todo, que es algo bastante complicado.

Sin embargo, ¿por qué no aprovechar esa concentración que vemos en nuestros hijos al jugar y la usamos para fomentar el aprendizaje?

Es aquí donde encontramos solución a una tarea tan difícil y enseñar buenos hábitos empieza a hacerse sencillo. Entonces, es indispensable que, como docentes o padres de familia, juguemos con nuestros niños o niñas, que seamos parte de esa recreación que los mantiene en constante diversión y motivar en ellos buenas conductas.

Por este motivo, necesitamos replantear la forma en que les estamos enseñando buenos hábitos. Es muy probable que solo les repetimos “eso se hace” o “eso no se hace”, y caigamos en cuenta de que enseñar es una tarea sumamente complicada. Por otro lado, si empezamos a ver todo como un juego divertido, captaremos la atención de nuestros niños rápidamente y lograremos que empiece a nacer en ellos las buenas conductas que estamos buscando.

Por ejemplo, si queremos que lleve una buena alimentación y que aprenda que es importante comer bien para llevar una vida sana, podemos realizar un juego con ello, creando canciones, realizando actividades recreativas o cuentos. De esta forma, empezamos a hacer del aprendizaje algo lúdico que impulsará la participación de nuestros niños.

Es indispensable que todos los padres de familia y docentes empezamos a fomentar el juego como fuente de aprendizaje e impulsemos la creación de buenos hábitos, pues esos hábitos que aprendan en su niñez, perdurarán a lo largo de sus vidas.

Jugar es la naturaleza del niño o niña. Permíteles jugar, recrearse y tener contacto con la sociedad. Juega con ellos, diviértete con ellos, sé parte de su niñez y crecimiento. Formar buenos hábitos en nuestros niños no es difícil, solamente debemos encontrar la forma adecuada de hacerlo y esa forma, es a través del juego y la recreación.

 

Comentarios

comentarios